Blog

El Divorcio

Un divorcio es una de las situaciones más difíciles por las que puede pasar una familia, sobre todo si hay hijos pequeños pues estos son los que más pueden resentir la separación, pues el haber estado acostumbrados a estar la vida familiar con sus dos padres juntos, a la convivencia, justo en esta etapa donde más los necesitan a los dos para desenvolverse de forma correcta. Sin embargo tampoco es justo para los padres permanecer juntos si ya no desean hacerlo, pues muchas veces al intentar permanecer juntos únicamente por el bien de los hijos, terminan perjudicándolos más y afectándolos en su desarrollo. 

Si las cosas no están yendo bien en un matrimonio lo más común es que las parejas busquen ayuda, como una terapia de parejas o algún otro tipo de servicio que crean que puede ayudarles. Lo importante es que antes de dar todo perdido se intente lo posible para arreglar las cosas y en caso de que no se pueda, de verdad estar completamente seguros de que no hay forma de arreglarlo y ya entonces tomar una decisión definitiva. 

Lo primero que tendrás que hacer para iniciar un trámite de divorcio es contratar a un abogado familiar Tijuana que te pueda ayudar para llevar el trámite de la mejor manera posible y sobre todo segura, claro que en esta decisión también influye las condiciones bajo las cuales se están separando, si estás son buenas o son malas, pues esto definirá que tan complicado o sencillo será el divorcio. Lo más importante siempre va a ser que lleguen a un acuerdo con el cual los dos se sientan conformes, porque el hecho de que se estén separando no significa que las cosas tengan que terminar en malas condiciones. 

Si tienen hijos es muy importante que busquen maneras por medio de las cuales los afecten lo menos posible, decir que no se van a ver afectados de ninguna manera es una total mentira, pues de una forma u otra aunque se trate de evitar, sufrirán de alguna forma la separación, así que lo mejor que podemos hacer es buscar formas para hacerlo lo menos posible.

Hay que pensar en que tenemos que establecer un itinerario en para que se fijen horarios donde el hijo o los hijos puedan tener tiempos de convivencia con los padres, procurando que estos sean equitativos para que no sientan tanto el golpe del cambio en la convivencia. Para que esto sea posible es importante, como ya se mencionó que los padres terminen en buenas condiciones, para que los hijos vean que a pesar de todo existe respeto y eviten conflictos, pues algo que suele suceder cuando no se arreglan bien las cosas es que uno de los padres termina enojado y sin querer influye en la perspectiva que tienen los hijos del otro, lo cual puede ser perjudicial, pues empiezan a adjudicarse problemas que ni siquiera son suyos. 

Un divorcio siempre va a ser difícil, pero si se ha llegado a tomar la decisión es porque también es necesario, así que hay que buscar las formas correctas para sobrellevarlo, tanto nosotros como nuestros seres queridos, pues de un divorcio no solamente son 2 los afectados,  sino todo el círculo cercano a la pareja.

You may also like...